Relajación

Es un estado de conciencia (que se busca voluntaria y libremente) en el que el cuerpo y la mente se ponen en reposo a fin de poder percibir una sensación de calma, paz y felicidad, como una estrategia para disminuir el impacto que el estrés y las presiones de la vida pueden ejercer sobre nuestro funcionamiento general como personas.

La práctica de la relajación aporta múltiples beneficios como: 

  • Aumento del nivel de conciencia,
  • Mayor nivel de reposo, 
  • Mejor resistencia a las enfermedades,
  • Equilibrio en la tensión arterial, 
  • Mayor oxigenación, 
  • Aumento del nivel de energía y vitalidad 
  • Predominio de los pensamientos positivos,
  • Resistencia frente a hábitos erróneos (fumar, alcohol, comidas excesivas, etc.),…
No existe la técnica ideal, sino una multiplicidad de técnicas de relajación (musculares, con visualización, hipno-relajación, meditación,…etc.) y se debe buscar cuál es la que mejor se adapta a sus necesidades y sus peculiaridades personales. Por lo que es aconsejable aprender varios tipos de relajación y practicar luego con frecuencia la que mayores resultados le haya dado.