Bulimia

La persona que sufre de bulimia nerviosa tiene continuamente unas crisis (o atracones) en las que consume una gran cantidad de comida en un periodo corto de tiempo. 

Tiene una sensación de pérdida de control ante la comida (siente que no puede parar de comer o controlar lo que come y cuanto come). 

Después de los atracones tiene sentimientos de culpa, vergüenza, fracaso, ansiedad y una desagradable sensación de plenitud. 

Como la persona teme engordar, intenta eliminar estos sentimientos provocándose vómitos, utilizando laxantes, diuréticos o dejando de comer durante varios días. 

Estas conductas compensatorias producen graves consecuencias tanto fisiológicas como psicológicas.